Cómo no arruinar tu participación en la Mallorca 312

Publicado el : 07/02/2018 12:09:29
Categorías : Blog

Cómo no arruinar tu participación en la Mallorca 312

¿Cuántas veces nos ha ocurrido que una vez completada una planificación de entrenamiento, llegado el día que más te interesa, echas por tierra tus expectativas por detalles que afectan negativamente en el rendimiento final? Esos pequeños detalles no dejan que saques a relucir lo que realmente eres capaz de rendir.

Si eres uno de los afortunados en conseguir una inscripción a una de las marchas Cicloturista más importantes de las que se realizan en Mallorca, ahora no puedes fallar. En muchas ocasiones son demasiados sacrificios los que debes realizar para sacar tiempo y poder entrenar, esta vez has ideado un entrenamiento específico para la Mallorca 312, y es una pena que por culpa de pequeños o grandes errores, el rendimiento final sea mucho menor de lo esperado. Vamos a ver esos detalles que muchas veces aunque puedan ser evidentes, tiran por tierra el resultado final. Ya lo tienes todo preparado, ya tienes los deberes hechos y ya has desembarcado en Mallorca para enfrentarte a los nada despreciables 312 kilómetros que la isla te tiene preparados.

Antes de la salida

– Dos días antes de la Mallorca 312, debes añadir en cada comida más carbohidratos: Pan, pasta, arroz, patata y cereales. Los que puedas que sean de origen integral.

– La hidratación muy importante. Sobre todo entre comidas ya que será una forma de que los carbohidratos que consumas, se empaqueten en el músculo de forma adecuada.

– La última semana no entrenes fuerza, tres días previos a la marcha deben ser con muy poco volumen, máximo dos horas y con poca intensidad.

– El día previo a la marcha intenta no pasar mucho tiempo de pie ya que muscularmente repercute muy negativamente.

– Particularmente el día anterior a la prueba, no consumas alcohol porque va impedir que te hidrates correctamente. Los riñones no van a absorber el agua que bebas y la que contienen los alimentos. Además de no almacenar correctamente el glucógeno que vas a necesitar al día siguiente.

– El desayuno es recomendable realizarlo tres horas antes de la salida. Si desayunas con menos de dos horas, reduce la cantidad de comida en general, y en particular de proteína. Grasas y fibra igualmente debes olvidarlas.

– No tomes miel, glucosa, geles y dulces, en la hora anterior a la salida. Ni cinco minutos antes de ella. Si por un casual se retrasa esta, los cinco minutos se pueden convertir en quince. Tiempo suficiente para sufrir un rebote hipoglucémico al poco de salir.

– Usa ropa de ciclismo cómoda. A estas alturas ya no te voy a contar que debes de ir vestido con una ropa de ciclismo de calidad, ya que vas a estar en contacto con ella muchas horas. Evita llevar una equipación de ciclismo barata, debes usar una con badana de gel.

Después de la salida

– No te vengas arriba porque de salida todos estamos muy frescos. Serás capaz de mantener pulsaciones mucho más altas que durante los entrenamientos y quizás hasta puedas mover más desarrollo. Mucha culpa la tiene la adrenalina ya que se segrega en gran cantidad en citas importantes. Pero tranquilo que esta sensación en un par de horas se pasará y el terreno te pondrá en tu sitio.

– Intenta no salir excesivamente abrigado. Es preferible que pases algo de fresco al salir. El sudor hace perder plasma y minerales que son difíciles de recuperar si no llevas una hidratación adecuada. El problema no es que sufras calambres, sino que además el rendimiento desciende importantemente y la deshidratación favorece que los avituallamientos no sean absorbidos adecuadamente a nivel intestinal.

– No abuses de desarrollo. Por ejemplo, en los repechos puedes ir a las mismas pulsaciones con un poco más de cadencia. Así contribuirás a que la fatiga muscular aparezca más tarde. Así favorecerás a que los calambres no aparezcan a lo largo de la marcha. Si eres de los que no has entrenado fuerza a lo largo de la preparación, este punto es muy importante.

– El umbral anaeróbico sólo deberías sobrepasarlo en contadas ocasiones. Debes ser eficiente en la zona inmediatamente inferior a él. Una vez que lo sobrepasas, el rendimiento decrece muy rápidamente y al final de la prueba baja el rendimiento de forma escandalosa. Lo ideal sería permanecer cinco pulsaciones por debajo de él.

– Intenta llevar las pautas de hidratación y nutrición a lo largo de toda la marcha… Y sobre todo disfruta.

Entradas relacionadas

Si te ha gustado compártelo!